Tratamiento de células madre para combatir la diabetes tipo 1 | Globbos

Tratamiento de células madre para combatir la diabetes tipo 1


Mujer inyectandose insulinaUn equipo de investigadores estadounidenses acaban de anunciar los resultados sobre la investigación hecha a pacientes con diabetes tipo 1. Esta investigación consiste en un tratamiento con células madres, los pacientes duraron cuatro años sin necesidad de tratamientos de insulina.

Los investigadores comentaron sobre este proceso, consiste en inyectar células madre obtenidas de células de médula espinal, estas células parecen tener un efecto prolongado en los pacientes.

El tipo 1 de diabetes, antes llamada diabetes juvenil, se produce cuando el sistema inmune se descontrola y empieza a atacarse a sí mismo y destruye las células que producen la insulina en el páncreas, necesarias para controlar el azúcar en sangre. Por lo regular, estos pacientes necesitan un tratamiento diario de insulina para controlar el tipo de diabetes que tengan.

En el año de 2007 el doctor Richard Burt y sus colegas de la Escuela de Medicina de la Universidad Northwestern de Chicago ya habían comentado que este procedimiento tendría éxito a corto plazo, este procedimiento es conocido como trasplante autólogo no mieloablativo de células madre hematopoyéticas. Desde ese entonces se siguen supervisando la duración del efecto de este tratamiento según se publico en reuters.

Todavía se necesita conocer y supervisar este procedimiento ya que no se sabe cuanto durará este efecto.

- Publicidad -

Posts Relacionados


Autor: Gaby MC Mi nombre es Gabriela Monreal, soy licenciada en Ciencias de la Comunicacion y espero que te entretengas y te informes aquí en Globbos.com

4 Comentarios Tratamiento de células madre para combatir la diabetes tipo 1

  1. Luna says:

    en vdd me gustraia provar este metedo soy diabetica hace 7 años y creo en la regenracion de la celulas
    cotactenme por favor

  2. DIABETES : ENFERMEDAD COMERCIAL
    Publicado por José de Jesús Tejada Maury el agosto 31, 2011 a las 10:11am
    Ver blog
    . Por: José de Jesús Tejada Maury

    DIABETES: ENFERMEDAD COMERCIAL

    Desde el año 1879 se descubre el primer endulzante artificial.

    A partir del año 1980 se inicia la elaboración de la hormona insulina con biotecnología a través de ingeniería genética con inversión de más de 700 millones de dólares, la cual se empieza a comercializar en el año de 1982,coincidencialmente en este período se implementa el uso de los edulcolorantes artificiales por autorización de la FDA y la OMS-tan es así que entre los años 1980 y 2011 se triplicó el porcentaje de afectados por esta “enfermedad incurable y de causas desconocidas”, manejando la falacia de causas autoinmunes o de un “mecanismo complejo que no se ha podido establecer”.

    La diabetes comercial se produce, cuando en el mundo existen más de 1,5 millones de productos alimenticios, medicamentos y refrescos que contienen edulcolorantes artificiales, los cuales al llegar al organismo, engañan al cerebro y al páncreas, que desencadena una producción de insulina destinada a regular el aporte de azúcar y como consecuencia de esto se produce un estado de hipoglucemia. Después que el organismo identifica que no se trata de azúcar natural, cuando se ingiere nuevamente los edulcolorantes artificiales, se reducen las secreciones de insulina, el problema surge cuando se vuelve a ingerir azúcar natural, ya que el organismo quedó preparado para los edulcolorantes artificiales, y continuará provocando así que se incrementen los valores de glucosa en la sangre, con estas variaciones de hipoglucemia y de hiperglucemia, se provoca “caos dentro del funcionamiento pancreático”. Lo curioso de esto es que los endulzantes artificiales vienen mezclados con azúcares naturales, ¿será para mantener el negocio de la insulina y similares? Pero hay otro detallito: los endulzantes artificiales son elaborados con metanol (veneno: daños a órganos), y otros derivados del alquitrán de hulla (bencenos, toluenos: cancerígenos). Eso estamos consumiendo, niños obesos, diabéticos, con artritis juvenil, con “enfermedades raras”. Llamadas “degenerativas” con el sofisma de “genéticas”.

    Ninguna autoridad de salud o académica se pronuncia al respecto, sino que andan en el limbo buscando la etiología de la diabetes en dónde no deben.

    Email:jotema044@gmail.com

  3. EL RELOJ DEL METABOLISMO DE LA GLUCOSA

    Por: Jos← de Jess Tejada Maury

    Dentro de los trastornos metab￳licos, la mal denominada diabetes es uno de los que m£s ha centrado a los investigadores con el objetivo de plantear una soluci￳n definitiva a ←ste.
    La academia defini￳ a la diabetes con base en unos indicadores de glucemia en la sangre. De acuerdo a estudios, entre 70 y 100 miligramos por decilitro se consideran normales, dependiendo de la hora de haber tomado los alimentos y la hora en que se hacen los an£lisis. El contenido en miligramos por decilitro debe estar comprendido entre 90 y 125, si sobrepasa esa cifra se diagnostica como diabetes.
    El asunto se ha manejado con hipoglucemiantes orales y con suministro de la hormona insulina, para conseguir bajar los valores en el torrente sangu■neo, pero desde el punto de vista estad■stico y no desde el punto de vista epistemol￳gico.
    Se manejan cifras e indicadores y no se ha explicado cu£l es el mecanismo cient■fico que interviene en este proceso y por m£s de un siglo esta mec£nica se fijado como pauta protocolaria , especializando a muchos profesionales, inicialmente endocrin￳logos para despu←s perfilarlos en diabetologos, sin excluir al m←dico general dentro de la medicina familiar para el manejo de indicadores que busca mantener los est£ndares de glucosa en sangre con mol←culas qu■micas y no solucionar el problema de ra■z con ha debido ser en un principio.
    El camino inicial con el cual ha debido ventilarse el problema de la hiperglucemia es haberse centrado en la ruta metab￳lica de la glucosa, para poder encontrar la ra■z del problema y no mantener la desinformaci￳n ligada al miedo que se experimenta por no haber tipificado una definici￳n precisa y por la variedad de s■ntomas que experimentan quienes adolecen este trastorno.
    Si nos tomamos el trabajo de analizar la ruta metab￳lica de la glucosa, nos percataremos que es el h■gado quien retira los excesos de glucosa en la sangre.
    Si se est£ presenta congestionamiento en la ruta metab￳lica de la glucosa el problema no est£ en el p£ncreas, sino en el h■gado que es en donde est£n los receptores de glucosa de la sangre.
    Por consiguiente se infiere que la hormona insulina segregada por el p£ncreas acta como catalizador de la glucolisis, es decir, que la insulina no regula la cantidad de glucosa en la sangre, sino que ella acelera su combusti￳n, ya que la glucosa es el combustible de la c←lula.
    De all■ se comprende el papel de los hipoglucemiantes, sean orales o inyectados, para algunos casos el paciente presenta “resistencia a la insulina”, lo cual nos reafirma cu£l es su funci￳n dentro de la ruta metab￳lica de la glucosa. Esto tambi←n explica por qu← la persona se va adelgazando, a medida que se va quemando la glucosa en la sangre, es poco la que pasa al h■gado a convertirse en gluc￳geno y por ende del h■gado al tejido adiposo.
    El camino ideal para manejar un correcto tr£nsito la ruta metab￳lica de la glucosa, es que cada paciente empiece a comprender que los diab←ticos como tal no existen, sino por el contrario lo que existen son personas con retorno lento de glucosa, pues los excesos de glucosa de la sangren son retirados por el h■gado y este los almacena en forma de gluc￳geno y de all■ pasan a formar parte del tejido adiposo como reserva de energ■a, por ello es que cuando se incrementa la cantidad de glucosa en sangre debido a su tr£nsito lento hacia el h■gado, el mecanismo de acci￳n energ←tico del organismo recurre al tejido adiposo para afrontar la demanda de energ■a por parte del metabolismo celular, y es aqu■ en d￳nde el organismo tiene que trasformar ese tejido adiposo en glucosa requiriendo para ello cetonas y otros disolventes que se acumulan en la sangre y en la orina ,e inducen al llamado coma diab←tico.
    La alta presencia de glucosa en sangre debido a su lento retorno hacia el h■gado hace que el plasma sangu■neo vaya adquiriendo alta viscosidad que es lo que hace que la sangre presente mucha resistencia para fluir y as■ cumplir la funci￳n de llevar ox■geno y nutrientes a las c←lulas en todo el cuerpo humano. La alta viscosidad en sangre derivada de la alta concentraci￳n de glucosa es la que origina los s■ntomas que experimenta la persona con retorno lento de glucosa, a nivel circulatorio, a nivel vascular , sobre todo la microcirculaci￳n ,se presentar£ la glaucoma diab←tica, al no poder circular el humor acuoso por el canal de Schelemm -El canal de Schelemm es un peque￱o canal circunferencial localizado en el £ngulo iridocorneal de la c£mara anterior del ojo, por el cual drena el humor acuoso hacia la circulaci￳n sangu■nea.
    La disfunci￳n er←ctil es otro de los s■ntomas derivados de la alta viscosidad en la sangre, los Accidentes Cerebros Vasculares tambi←n obedecen a la alta viscosidad sangu■nea-falta de movilidad o resistencia a fluir y por consiguiente no se facilita llevar nutrientes y ox■geno al cerebro.
    Las gangrenas, al tener alta viscosidad la sangre-resistencia a fluir-el ox■geno no llegar£ a los tejidos y por ende se necrosar£n ah■ est£ el origen de la terrible gangrena diab←tica.
    Nos preguntamos ﾿cu£l ser■a el mecanismo para evitar todas estas complicaciones y llevar una vida san, sin depender de los hipoglucemiantes orales o inyectados?
    La respuesta, primero que todo hay que analizar si la administraci￳n de hipoglucemiantes suprimi￳ la producci￳n normal de insulina por parte del p£ncreas, pues, estas mol←culas qu■micas pretenden reemplazar una funci￳n normal del ￳rgano elaborador de la hormona, para suministrarla artificialmente, en el torrente sangu■neo, limitando la actividad neurotransmisora y sin£ptica entre el Sistema Nervioso Perif←rico y el sistema Nervioso Central bloqueando as■ la producci￳n de insulina parte del p£ncreas(similar a como quitarle el suministro de agua de la tuber■a del acueducto y vend←rselas en envases).
    Recordemos una vez m£s que el asunto est£ en mantener el porcentaje normal para evitar la alta viscosidad en la sangre (viscosidad normal para que la sangre no presente resistencia al fluir a trav←s de venas, vasos, capilares) y cumpla su funci￳n de nutrir y oxigenar a las c←lulas del organismo.
    Para ello he dise￱ado una t←cnica llamada el Reloj del Metabolismo de la Glucosa, para que cada paciente maneje este mecanismo para controlar su lento retorno de glucosa, que tal como se mencion￳ con anterioridad la acumulaci￳n en sangre obedece a su lento retorno hacia el h■gado que es el ￳rgano encargado de retirar los excesos de glucosa en sangre, no est£ dem£s reiterarles que la insulina s￳lo ayuda a la combusti￳n de glucosa en la c←lula, esto se detecta cuando a un paciente se le suministran fitoterapeticos (plantas, hierbas ,etc.), sin que ←stas contengan insulina, la baja de glucemia en el torrente sangu■neo se experimenta , inclusive pacientes que inyect£ndoles insulina , sus indicadores no bajan de 240,situaci￳n contraria a cuando se administran fitoterapeticos, se ha podido comprobar que se baja hasta 90,85.
    Continuando con el Reloj del Metabolismo de la Glucosa en sangre, cada paciente debe considerar qu← clase de alimento le est£ suministrando a su organismo, tener en cuenta el ᅪndice de Glucemia de sus alimentos, es decir, qu← tan r£pido un alimento se convierte en glucosa y en cuanto tiempo pasa al flujo sangu■neo, en esto si hay que ser estricto, pues de acuerdo a como maneje su r←gimen alimenticio as■ manejar£ la presencia de glucosa en sangre.
    Para empezar el paciente debe tener un horario de alimentaci￳n puntual, es decir, puede desayunar, almorzar y cenar con diferencia de seis horas. Por ejemplo si desayuna a las 06:00, almuerza a las 12:00 m y cena a las 6:00 p.m. Con el gluc￳metro va a ir tomando un control a la primera hora despu←s del desayuno, seguidamente a la segunda hora, hasta llegar a la hora del almuerzo, es decir cada una hora anotar£ los valores, dise￱ar£ su tabla para una, dos, tres, y seis horas respectivamente, eso har£ despu←s del desayuno, lo mismo del almuerzo y por comodidad en la noche si se duerme temprano, t￳mela cada una hora hasta las ocho o nueve de la noche. Tan pronto se levante al d■a siguiente t￳mesela en ayunas, esto para que tenga una idea de c￳mo estuvo su tr£nsito de glucosa desde el momento en que se acost￳ a dormir hasta cuando se levant￳, pues por lo general en la noche se realiza muy poca actividad f■sica y es importante tener en cuenta las calor■as necesarias para cada paciente y la clase de actividad desempe￱ada, algunos pacientes ingieren comida a media noche-esto como es l￳gico incrementa su glucemia en sangre- y si tiene retorno lento, se le va acumulando la del d■a , a veces desayunan a las diez de la ma￱ana y almuerzan a las doce, toman intermedios(meriendas), o ven televisi￳n hasta altas horas de la noche ingiriendo alimentos de alto contenido cal￳rico y por eso alcanza los valores altos, la glucemia aumenta a medida que la persona con retorno lento de glucosa ingiere m£s y m£s alimentos y la alta viscosidad es la que impide que la c←lula se nutra y es lo que hace que la persona demande m£s alimento, sienta sed, experimente ansiedad. Satisface el hambre estomacal y no el hambre celular, por consiguiente aqu■ el paciente debe poner de su parte, educando al apetito para evitar esos excesos. Existen cantidades de productos naturales que le dan fluidez a la sangre, adem£s de otros que facilitan el r£pido tr£nsito de glucosa en la sangre.
    Si no est£ en condiciones de cambiar sus h£bitos alimenticios y estilos de vida, debe ser consciente de las consecuencias y de los padecimientos de este trastorno metab￳lico.
    Dado que el problema del retorno lento de glucosa no es por culpa del p£ncreas, el terapeuta debe centrar su atenci￳n en aplicar procedimientos para limpieza hep£tica, para permitir que los receptores de glucosa del h■gado reciban los excesos de glucosa de la sangre y as■ no se incremente la viscosidad sangu■nea poniendo en riesgo la vida de los pacientes.
    Hay cantidad de productos industrializados que producen o provocan este trastorno metab￳lico, por eso es important■simo que tambi←n se conozca el listado los edulcorantes artificiales, las bebidas, los refrescos, los preservantes, todo esto incide en el mecanismo de la ruta metab￳lica de la glucosa en el cuerpo humano trayendo como consecuencia su ralentizaci￳n, o bloqueando los receptores en el h■gado.
    El paciente debe poner de su parte, si va a utilizar el reloj del metabolismo de la glucosa, o si va a acudir al terapeuta profesional, pero no puede olvidar su terapia mental a fin de corregir h£bitos alimenticios y estilos de vida.

    (*) Investigador cient■fico.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Globbos tiene las siguientes Políticas de Privacidad y pertenece a la red Blogurbania Blogs. Validado para XHTML 1.0 Transitional | CSS 3