El efecto de las madres trabajadoras en sus hijos puede ser disminuido | Globbos

Las madres trabajadoras no dañan a sus bebés

En reciente estudio se concluyó que las madres trabajadoras no dañan a sus bebés pero solamente si pueden costear una buena nana (o niñera). Esto dependiendo de la calidad del cuidado que la nana les dé a los hijos y la calidad del tiempo que la madre pase con ellos. El daño causado a los niños cuando sus madres regresan al trabajo durante su primer año de vida puede ser disminuido por los beneficios de tener empleo.

En esta investigación estudiaron a más de mil infantes desde su nacimiento hasta la edad de 7 años y revivieron el debate sobre el impacto en los niños pequeños cuyas madres trabajan por largas horas.

Los investigadores descubrieron que los bebés criados con madres trabajadoras obtuvieron puntos más bajos en pruebas de habilidad, algo que permaneció durante su desempeño escolar en la primaria.

Pero aquellos efectos negativos fueron equilibrados cuando los investigadores tomaron en cuenta los beneficios de tener un empleo, tales como mayores ingresos. Asimismo las mamás trabajadoras pueden darse el lujo de elegir y pagar una buena nana. Y controversialmente mostraban un sentido materno más elevado que las madres que se quedaban en casa. Estos beneficios indirectos ayudan al desarrollo del niño disminuyendo el lado malo de un trabajo de tiempo completo.

madre trabajadora con su hija

La investigación fue realizada en la Universidad de Columbia. Una buena solución podría ser que las madres consiguieran un trabajo de medio tiempo durante el primer año del bebé. La evidencia sugiere que tener una mamá que trabaje medio tiempo lleva a mejores resultados con los hijos que si la madre trabajara tiempo completo.

Los investigadores admitieron que este estudio fue realizado en familias acomodadas económicamente, por lo que es necesario realizar más estudios en familias menos solventes, como es el caso de regresar a trabajar durante los primeros tres meses de nacimiento del bebé. lo cual sigue siendo perjudicial a pesar de los beneficios del trabajo.

Los hallazgos han seguido una serie de estudios por mas de dos décadas sugiriendo que los niños sufren si sus madres regresan al trabajo durante su infancia. El Instituto de Investigación Social y Económica de la Universidad de Essex, afirma que estos niños tienden a ser más lentos en el aprendizaje con habilidades verbales menos desarrolladas si sus madres volvían al trabajo inmediatamente después de su nacimiento.

Unicef declaró en 2008, que las madres que regresan al trabajo durante los dos primeros meses de vida de sus bebés, ponen en peligro el desarrollo de sus hijos. El último estudio publicado por la Sociedad de Investigación del Desarrollo Infantil, tomó en cuenta las relaciones familiares, ingreso y cuidado de los hijos, así como el vocabulario de los niños, habilidades de lectura progreso académico y conducta.

En Estados Unidos, el 80 por ciento de las mujeres regresan al trabajo dentro del primer año de vida de sus bebés. Jane Waldfogel, profesora de trabajo social en la Universidad de Columbia profesora visitante de la Escuela de Economía de Londres, dijo que investigaciones anteriores se han cuestionado algo artificial Si algo pudiera cambiarse en una familia y eso fuera que la madre saliera a trabajar que diferencia tendría para el hijo.

- Publicidad -

Posts Relacionados



Autor: Monica Vaquera Hola Bienvenidos! Soy Monica Vaquera, escritora, psicologa, cantante, conferencista, madre y lo que sea necesario. Espero te diviertas y te sea de utilidad lo que hay aqui.

Un comentario Las madres trabajadoras no dañan a sus bebés

  1. Zulma Reyes says:

    Hola, recien acabo de leer su artículo, pues andaba buscando algo que me disminuya el sentimiento de culpa que siento por dejar a mi nene de 1 año y 5 meses, pues se quedo pegando de gritos y queriéndose soltar para irse conmigo.
    Hasta ahora yo me salía de mi casa a escondidas o despues que se dormía, pero he visto que eso hace que el nene en fin de semana no quiera despegarse de mi, porque piensa que al darse él la vuelta yo me iré, así que decidí cambiar y ahora despedirme de él cuando me voy. Yo estoy con él en la mañana desde las 5 (hora en que se levanta) a las 8:30, luego regreso a almorzar a las 13:00 hrs y me voy a las 14:30 nuevamente y vuelvo a regresar a las 18:00 hrs. No sé si estaré equivocada pero pienso que entre más tiempo pueda yo pasar con él mejor, sin embargo, todos me dicen que para qué regreso a almorzar que solo lo hago sufrir. Usted qué opina?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Globbos tiene las siguientes Políticas de Privacidad y pertenece a la red Blogurbania Blogs. Validado para XHTML 1.0 Transitional | CSS 3